lunes, septiembre 26, 2022
75.4 F
Miami
lunes, septiembre 26, 2022
spot_img

María Luisa Bemberg, la cineasta argentina que vivió sus ideas

Date:

Buenos Aires, 25 ago (EFE).- En poco más de una década, la realizadora argentina María Luisa Bemberg construyó una filmografía con una poética cinematográfica única y mirada de mujer que, tras 100 años del nacimiento de la directora, es eje de una muestra en Buenos Aires.

Registro general de una exposición en homenajea a la cineasta y realizadora argentina María Luisa Bemberg, en el Museo del Cine "Pablo Ducrós Hicken", en Buenos Aires (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoroni

La exhibición «Bemberg: Las ideas hay que vivirlas» reúne en el capitalino Museo del Cine Pablo Ducrós Hicken fragmentos de filmes, fotografías de rodajes, piezas de escenografía, vestuario y utilería de varias de las películas, muchas donadas al museo por la directora en la década de 1990 y otras cedidas por su familia.

Una mujer fue registrada al visitar el Museo del Cine "Pablo Ducrós Hicken" y recorrer una exposición en homenaje a la cineasta y realizadora argentina María Luisa Bemberg, en Buenos Aires (Argentina). EFE/Juan Ignacio Roncoron

«Concretar esta muestra en homenaje a María Luisa Bemberg (1922-1995) era un viejo anhelo del Museo del Cine por todo lo que su nombre significa para el cine argentino», afirma la museóloga María del Carmen Vieites, curadora de la muestra.

PUNTO DE PARTIDA

Además de directora y guionista de cine, Bemberg fue cofundadora en la década de 1970 de la Unión Feminista Argentina y una de las promotoras del Festival Internacional «La Mujer y el Cine» en el país suramericano.

Sobre ella pesaron prejuicios de clase y de género.

Sin embargo, la calidad de sus obras cinematográficas rápidamente le otorgó el reconocimiento del público y la crítica.

Comenzó su carrera como realizadora recién en 1981, a los 58 años, y en poco más de una década ya se había consagrado con seis largometrajes y una nominación al Oscar por su tercera película, «Camila» (1984), uno de los diez filmes más vistos de la historia en Argentina.

«Fundamentalmente a mí me parece que era muy honesta, muy frontal y de una coherencia férrea. No se encuentra una declaración en la que se contradiga jamás y siempre en una misma línea: la de reafirmar las libertades individuales», manifiesta a Efe Vieites.

DEL GUION A LA DIRECCIÓN

Bemberg nació en una tradicional familia de la burguesía argentina que la educó para ser esposa y madre.

Ya de adulta, y tras cumplir ese mandato, supo pronto que no era suficiente, ni para ella ni para su género.

Cerca de sus 50 años, y después de haber cofundado un teatro, se convirtió en guionista.

Fue autora de la historia «Crónica de una señora», de la que también escribió el guion que en 1971 llevó al cine el director argentino Raúl de la Torre, y más tarde se encargó del guion del largometraje «Triángulo de cuatro» (1975), de Fernando Ayala.

Los resultados de la puesta cinematográfica de sus libros no la satisficieron, y decidió que su tercer guion, ya en proceso de escritura, iba a ser dirigido por ella: «Tenía mi propia visión y no coincidía con la de ellos», expresó Bemberg sobre el tema en varias entrevistas.

CINE DE AUTORA

Bemberg había filmado dos cortos documentales, «El mundo de la mujer» (1972) y «Juguetes» (1978), ambos vinculados a su militancia feminista, pero aunque era autodidacta, no tenía una educación técnica formal en cinematografía.

Sin embargo, supo elegir equipos técnicos y aliarse con la prestigiosa productora Lita Stantic, con quien realizó cinco de sus seis películas: «Momentos» (1981), Señora de nadie» (1982), «Camila» (1984), «Miss Mary» (1986) y «Yo, la peor de todas» (1990).

Su última película, «De eso no se habla» (1993), la produjo junto a Oscar Kramer.

Se dio el gusto de dirigir a Marcello Mastroiani, Julie Christie, Imanol Arias, Assumpta Serna, Susú Pecoraro, Luisina Brando y Dominique Sanda, entre otros.

Creía que el cine era el medio expresivo del siglo y esperaba que sus largometrajes fueran una provocación, un diálogo con el espectador.

Vieites recuerda que una vez encontró a Bemberg en la sala de cine Lugones, del Teatro San Martín, de Buenos Aires.

«Charlando brevemente en el pasillo, me dijo: ‘Yo vengo a aprender’. En ese momento ya había hecho tres películas, una honestidad y sencillez que me parecieron estupendas», valora Vieites.

Julieta Barrera

spot_img
spot_img
spot_img

Noticias Relacionadas

Guitarricadelafuente: Una jotica puede ir de la mano de algo más tecnológico

Nueva York, 26 sep (EFE).- Guitarricadelafuente, nombre artístico de...

Nicky Jam protagonizará una comedia de acción producida por Will Smith

Los Ángeles (EE.UU.), 26 sep (EFE).- El artista Nicky...

Sorogoyen busca capital extranjero para serie sobre la guerra civil española

Los Ángeles (EE.UU.), 26 sep (EFE).- El director madrileño...

La Fiscalía de Nuevo México planea llevar a Alec Baldwin a juicio

Los Ángeles (EE.UU.), 26 sep (EFE).- El estado de...

Nada funciona mejor que una noticia.

¡Únete a nosotros!