lunes, diciembre 5, 2022
69.4 F
Miami
lunes, diciembre 5, 2022
spot_img

Amaya Salamanca («Por los pelos»), feliz de que se ponga el foco en los chicos

Date:

Madrid, 10 ago (EFE).- Amaya Salamanca es la exesposa de un calvo que viaja a Estambul a ponerse pelo, convencido de que así recuperará a su mujer y a sus hijas, en «Por los pelos», la última comedia de Nacho G. Velilla, que se estrena este viernes en los cines españoles.

«Me encanta que se ponga el foco sobre ellos», se ríe la actriz madrileña en una entrevista con Efe. «Siempre hemos sido las mujeres las que queríamos estar perfectas o las que nos hacíamos operaciones estéticas, y nunca se había enseñado los complejos que sufren los hombres, y eso es una realidad», afirma mientras asienten a su lado sus compañeras de reparto.

Son Alba Plana, su «hija», y Eva Ugarte, mujer de Juanjo (Antonio Pagudo), amigo íntimo y compañero de trabajo de Sebas (Carlos Librado, Nene), su ex en la película.

«A mí parece bien que intentes sentirte mejor (físicamente), si eso te quita inseguridad; lo que pasa es que hay una fina línea entre el ‘retoquito’ y que se te vaya la cabeza y que acabes no encontrándote nunca bien contigo mismo. Está bien lo de cuidarse, pero sin pasarse y manteniendo la cabeza», agrega la protagonista de «Sin tetas no hay paraíso».

Y, en su opinión, «está bien que se le dé naturalidad a través de la comedia, porque mucha gente se va sentir reflejada: hay un montón de gente que se va a Estambul a ponerse pelo para tener más autoestima».

En concreto, medio millón de hombres cada año. Al menos esa es la cifra que vio el director, Nacho G. Velilla, en un titular de prensa. «Eran medio millón de historias», señala en declaraciones a Efe.

Investigó, habló con muchos de ellos, y descubrió que detrás de esta aparentemente sencilla operación estética «había una preocupación y unos complejos que condicionaban mucho la vida diaria de estas personas. Una cosa que parecía un chiste era un problema real de autoestima».

Se fueron a la clínica más famosa, a Estambul, y acabó enamorado de la ciudad. «Tuvimos la suerte de poder rodar (en plena pandemia) en sitios que hoy sería impensable, las autoridades turcas nos abrieron Estambul de lado a lado, y pudimos rodar en Santa Sofía y en un hammam histórico donde difícilmente te dejan entrar. Fue un lujo, impresionante», afirma.

Director de bastantes capítulos de las series «7 vidas» y su secuela, «Aida», Nacho G. Velilla debutó en el largometraje con «Fuera de carta» (2009) y ha firmado comedias como «Que se mueran los feos», «Perdiendo el norte» (2015) o «Villaviciosa de al lado» (2016).

Con este largometraje, asegura que buscaba «una reflexión más amplia» sobre el asunto y «averiguar hasta qué punto esta obsesión por las apariencias nos está condicionando y cómo las redes sociales influyen en nuestras relaciones».

Alba Planas aporta una derivada más: «Los complejos, la autoestima, las comparaciones, se potencian muchísimo con las redes sociales. Estamos en continua exposición, y encima no la real, sino la de nuestra mejor cara, nuestra mejor pose. En la foto hay que salir perfecto».

«Mi generación -Planas tiene 21 años- ya lo tiene bastante dentro y nos pesa bastante. Y se va a ir dando más», considera. Y advierte: «A ver qué estamos haciendo, porque los niños ya tienen TikTok desde los diez años y viven con eso desde que son pequeños».

De acuerdo con ella, Ugarte apunta que «nos importan mucho los filtros de fuera y son los mentales los que tendríamos que ir revisando». Inma, su personaje, «representa todo este histrionismo, y la ambición mal entendida del sueño americano de que tiene que ser todo perfecto, la cosa superficial», explica. «Hay muchas Inmas que meten mucha presión», resume.

Pagudo, su marido en la ficción, es el único que no tiene problemas con su calvicie, pero «a ella -dice el actor a Efe- le hace sentir mayor estar al lado de él, no lo quiere ni gordo ni calvo».

Los protagonistas de la cinta, Nene, Pagudo y Tomy Aguilera que da vida a Rayco, un cantante de reguetón que arrasa entre los jóvenes, coinciden en que quedarse calvo «es un tema tabú» entre los hombres.

«Rayco lo que quiere es recuperar el amor de su público tras un fatídico concierto en el que se le ve el ‘truco’ -un inoportuno chorro de aire le arranca el pelo postizo en plena actuación- y hace el viaje a Turquía para intentar calmar esa ansiedad que le genera que se comente lo suyo en las redes», explica Aguilera.

Alicia G. Arribas.

spot_img
spot_img
spot_img

Noticias Relacionadas

El escritor hondureño dice que el Estado debe asumir liderazgo en lo cultural

Tegucigalpa, 4 dic (EFE).- El escritor hondureño Julio Escoto...

Muere muralista mexicano Rafael Cauduro a los 72 años

Ciudad de México, 4 dic (EFE).- El pintor y...

La FIL mexicana concluye con 806.000 visitantes y la mirada en Unión Europea

Guadalajara (México), 4 dic (EFE).- La edición 36 de...

Muere a los 91 años el escritor francés Dominique Lapierre

París, 4 dic (EFE).- El escritor francés Dominique Lapierre,...

Nada funciona mejor que una noticia.

¡Únete a nosotros!