980x90

Rebeldes chiíes sorprenden a la cúpula militar del Yemen con un ataque con dron

YEMEN CONFLICTO | 10 de enero de 2019

Seguidores de los rebeldes hutíes se concentran en Saná (Yemen). EFE/Archivo

Saná, 10 ene (EFE).- Un ataque con un dron cargado con explosivos perpetrado por los rebeldes hutíes del Yemen sorprendió hoy a la cúpula del Ejército del país durante un desfile en una base militar y dejó al menos cuatro muertos y varios heridos, incluidos algunos altos mandos, según fuentes oficiales y de los insurgentes.

La agencia de noticias estatal Saba, perteneciente al Gobierno reconocido internacionalmente, informó de que cuatro soldados fallecieron y otros resultaron heridos, sin especificar cuántos.

Una fuente militar aseguró anteriormente a Efe que al menos cinco personas fallecieron, mientras que un oficial del Ejército yemení que estaba presente en el momento de la explosión y que prefirió mantener el anonimato dijo que varios altos mandos se vieron afectados por la explosión del aparato aéreo no tripulado.

Según el oficial, el jefe del Estado Mayor del Ejército yemení, el general Abdulá Salem al Nakhai; su adjunto, el general de brigada Salih al Zindani, y el jefe de la Inteligencia Militar, el general de brigada Mohamed Salih Tamah, resultaron heridos, así como otros 15 altos mandos.

También salió herido el gobernador de la provincia de Lahach, el general de brigada Ahmed al Turki.

Fuentes médicas de la ciudad de Adén, cerca de donde se produjo el ataque, aseguraron a Efe de que todos los líderes del Ejército ya han sido dados de alta, excepto el jefe de la Inteligencia Militar, que fue herido de metralla cerca del corazón.

El portavoz militar de los hutíes, el general Yehia Saria, declaró que el aparato empleado en el ataque era del tipo Qasef K-2, diseñado para explotar a unos 20 metros de altitud sobre su blanco y lanzar fragmentos de metralla.

Saria aseguró que el dron "tiene capacidad para transportar una gran cantidad de material explosivo", aunque no especificó cuánto llevaba en esta ocasión, pero advirtió de que "el siguiente será más fuerte".

La televisión yemení Al Masira, portavoz del movimiento rebelde chií, informó de que un dron perteneciente a los hutíes atacó la base aérea de Al Anad, en la provincia meridional de Lahach, situada al norte de Adén, sede provisional del Gobierno yemení reconocido internacionalmente.

Según el relato del citado oficial del Ejército, el avión no tripulado se aproximó al palco de autoridades y explotó cerca de los líderes del Ejército.

"Pensábamos que era un avión de grabación de vídeo perteneciente a un canal de televisión que cubría el desfile", detalló.

El ministro de Información yemení, Muamar al Eryani, condenó en Twitter el "ataque terrorista de la milicia hutí iraní" perpetrado con "un avión bomba iraní".

Al Eryani destacó que el ataque tuvo como blanco a "líderes, oficiales y miembros del Ejército nacional" lejos de las zonas de combate entre los dos bandos, que se disputan el poder en el Yemen desde 2014.

Asimismo, consideró que representa un "fuerte golpe" a los esfuerzos la ONU para alcanzar una solución negociada al conflicto en el Yemen.

Los hutíes "no creen en el idioma de la paz y solo saben matar y aterrorizar", aseguró Al Eryani.

El Consejo de Ministros yemení emitió un comunicado posteriormente en el que calificó el ataque como un "desafío descarado a la comunidad internacional", cuya "indulgencia" frente a los hutíes les alentó a proseguir con sus hostilidades.

También destacó que "el lanzamiento de drones bomba" tras el acuerdo alcanzado con el Gobierno en Suecia es una "acción planificada y sistemática que tiene como objetivo hacer fracasar los esfuerzos de la ONU".

En virtud de ese acuerdo auspiciado por Naciones Unidas entró en vigor una tregua entre el Ejército gubernamental y los rebeldes hutíes en la ciudad de Al Hudeida a mediados de diciembre, que está siendo respetada en gran medida por ambas partes pero que peligra tras el ataque de hoy.

El gabinete también condenó a Irán por seguir armando a los hutíes y por proporcionarles drones y cohetes, acusaciones que reiteradamente ha lanzado el Gobierno del presidente Abdo Rabu Mansur Hadi contra Teherán, que supuestamente apoya a los rebeldes chiíes con armas y tecnología de defensa.

El enviado de la ONU para el Yemen, Martin Griffiths, afirmó que está "alarmado" por el ataque de hoy y urgió a los rebeldes hutíes y a las fuerzas gubernamentales a evitar una escalada de violencia.

"El enviado especial pide a las partes en el conflicto que creen un ambiente propicio para mantener el impulso positivo generado por las consultas de Suecia y la reanudación del proceso de paz yemení", escribió Griffiths en su cuenta oficial de Twitter.

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.miamiahora.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Mundo