980x90

Macri afronta el desafío de acoger una cumbre que importa poco a los argentinos

G20 CUMBRE | 29 de noviembre de 2018

El presidente de Argentina, Mauricio Macri. EFE/Archivo

Buenos Aires, 29 nov (EFE).- El presidente argentino, Mauricio Macri, afrontará en los próximas horas uno de sus mayores desafíos de política exterior: sacar adelante una cumbre entre los "pesos pesados" del orden mundial ante la mirada poco entusiasta de sus compatriotas, más preocupados por la crisis económica doméstica.

Mientras la Presidencia argentina publicita en la televisión la importancia de acoger en casa a los gobernantes más influyentes del mundo, los ciudadanos de a pie no parecen tener grandes expectativas respecto a una cita que por un par de días pondrá al país en el centro del escaparate global.

Macri, que llegó a la Casa Rosada hace tres años y desde entonces a pregonado una política internacional de inserción global y buenas relaciones, incluso con rivales históricos, como el Reino Unido, no se cansa de repetir que ser sede de la cumbre de líderes del G20 es una "oportunidad" para demostrar al mundo de lo que es capaz Argentina.

Al presidente argentino le tocará ser anfitrión, nada menos, de una reunión que congregará alrededor de una misma mesa a personalidades del calibre de Donald Trump, Xi Jinping o Vladimir Putin, con intereses contrapuestos y en momentos de tensiones cruzadas entre ellos por cuestiones tan diversas como la guerra comercial o la situación de Ucrania.

"La cumbre es una buena oportunidad para Argentina. Argentina necesita que esta cumbre termine bien, que estos gigantes pasen por aquí sin que nada los incomode y que, si se puede, den una mano al país en esta difícil situación de la agenda local", dijo a Efe el analista político Jorge Arias, de la consultora Polilat.

Macri, que este año ha presidido el grupo de las veinte mayores economías desarrolladas y emergentes del mundo, no podrá evitar los imprevistos de un diálogo político que podría volverse tenso entre algunos jefes de Estado.

Pero, si eso sucediera, no sería un fracaso en el que él tuviera la responsabilidad central.

"Nadie espera que Argentina de pronto se vuelva un mediador entre potencias internacionales. Si lo intentara, podría quedar como el comedido del barrio que termina ligando los sopapos de los dos grandotes", apuntó Arias.

La reputación de Macri, en todo caso, se jugará en el buen o mal desarrollo organizativo de la cumbre, que no se den fallos de seguridad ni incidentes graves en las calles, como las escenas de violencia del superclásico del fútbol entre el Boca y el River que el último fin de semana recorrieron el mundo y sumieron a Argentina en el papelón.

Para los analistas, Macri, que el próximo año podría buscar la reelección, puede sacar buenos réditos para Argentina en materia comercial y de inversiones a partir de las múltiples citas bilaterales que mantendrá durante la cumbre, pero el ciudadano argentino, en general, no tiene grandes expectativas.

Según un reciente un sondeo de la consultora Management and Fit, un 54 % de los argentinos no cree que la cumbre del G20 pueda traer algún beneficio a su país.

Asimismo, el sondeo revela que un 47,6 % escuchó o leyó "algo" sobre la cita, mientras otro 20 % ni siquiera está al tanto de la reunión.

"El G20 es una preocupación de elite, no de sectores significativos de la opinión pública. Por eso no creo que el G20 pueda aportar un beneficio o generar una crítica directa al Gobierno de Macri. La política internacional nunca está entre los problemas prioritarios de la agenda pública de Argentina", dijo a Efe el politólogo Andrés Gilio, director de la consultora Opina Argentina.

Arias coincide en que "la cumbre le es absolutamente ajena a la realidad y a la situación del argentino medio".

"La sociedad está muy enfrascada en sus propios problemas. La crisis económica está azotando fuerte", puntualizó el analista.

Sin muchas expectativas positivas, para muchos argentinos esta cumbre implicará un par de días de inactividad en una capital sitiada por fuerzas de seguridad, dos jornadas menos de trabajo, producción y ventas que afectarán aún más sus bolsillos.

  • Ningún comentario presente
Normas de comentarios

www.miamiahora.com no se hace responsable de las ideas expresadas por los autores de los comentarios y se reserva el derecho a eliminar aquellos contenidos que:
  • resulten ofensivos y/o discriminatorios
  • que tengan como fin promover el boicot contra personas, productos empresas o instituciones
  • que atenten contra el derecho a la intimidad, al honor y/o a la propia imagen o nombre
  • aquellos que busquen fines comerciales y/o publicitarios
500 caracteres disponibles
Para evitar spam, por favor resuelva este simple problema matematico e ingrese el resultado (pinche en la imagen para recargarla).

Economía